José María López, en compañía del inglés Mike Conway y el japonés Kamui Kobayashi, terminó segundo en las 24 Horas de Le Mans después de estar a un paso de la victoria.

Las 24 Horas de Le Mans le mostraron su peor cara al cordobés José María López, quien estuvo a un paso de hacer historia. Pechito, en compañía del inglés Mike Conway y el japonés Kamui Kobayashi, terminó segundo en esta prueba que le puso punto final a la temporada 2018/2019 del WEC después de estar a un paso de la victoria.

El trío, que se alternó en la conducción del Toyota TS050 HYBRID N° 7, fue gran protagonista de la mítica carrera de resistencia. Tras largar de la pole position, lideró la mayor parte de la prueba hasta que faltando una hora para ver la bandera de cuadros todo se derrumbó.

López conducía el prototipo a la victoria cuando un pinchazo en la rueda trasera derecha lo obligó a entrar a boxes. Por una falla en un sensor los mecánicos le cambiaron la rueda delantera derecha, algo que provocó que volviera a entrar a la vuelta siguiente.

Por este incidente Pechito perdió los dos minutos de ventaja que tenía sobre el nipón Kazuki Nakajima, quien junto al español Fernando Alonso y el suizo Sebastien Buemi se quedó con el triunfo con el otro vehículo del Toyota GAZOO Racing. López, Conway y Kobayashi, finalmente, completaron el doblete del equipo japonés.

La victoria, además, le permitió a Alonso, Buemi y Nakajima, festejar de la mejor manera la obtención del título de pilotos en una temporada que incluyó cuatro triunfos (dos consecutivos en Le Mans).

El podio lo completaron los rusos Vitaly Petrov y Mijail Aleshin y el belga Stoffel Vandoorne (SMP Racing), quienes llegaron a seis vueltas de los vencedores.

Fuente: Carburando

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.