SIERRA-RECCHI: GANARON LA CATEGORIA M1 CON CONTUNDENCIA

Barro en gran parte del circuito, agua que detenía la marcha, viento y el recorrido que comienza a mejorar cuando se seca el piso. El Rally del Sur visitó Guardia Mitre y tuvo todos los condimentos para que pilotos y máquinas se pusieran a prueba en una competencia exigente.
En la categoría M1 1100 cc, la dupla Gastón Sierra y Rodrigo Recchi se llevaron el triunfo luego de un primer prime donde, como todos, debieron enfrentar obstáculos que parecían insalvables. Con esfuerzo y voluntad fueron salvando los escollos para encontrar la victoria.
Sierra y Recchi visitaron Escape Libre para contar las sensaciones de un domingo de triunfo.
“Fue un fin de semana redondo. Nos costó al principio porque se paró el auto en un barrial muy grande. Ya en el segundo y tercer prime pudimos pasarlo bien y aceleramos todo lo que teníamos” cuentan mientras recuerdan el agua, el barro, la chicana y todo aquello que ya es imagen imborrable en la memoria.
“El sábado dimos una vuelta por el circuito y estaba bravísimo. Pensamos que no se corría porque no se podía andar con la camioneta. Pero el domingo nos pusimos de acuerdo y dijimos que había que tratar de pegar la vuelta, ir por la huella y haciendo eso nos aseguraba un puesto en el podio” y eso hicieron.
“Sabiamos que iban a haber autos que iban a fallar, que se iban a mojar. Nosotros, antes de la carrera nos preparamos bien: tapamos el distribuidor, estuvimos todo el fin de semana trabajando con eso, con el zorrino, limpiaparabrisas” cuenta Recchi sobre las previsiones antes de la carrera.
Desde el volante, Gastón Sierra recuerda que “en el primer prime llegamos a la chicana y nos dimos cuenta que era muy cerrada. Tuvimos que poner marcha atrás para no tirar las gomas y ser recargados. Después en la zona de la tranquera estaba imposible para pasar. Los otros dos prime los hicimos parejitos cuando el circuito se secó un poco y el auto se portó espectacular”
Hablando de la máquina, extremadamente confiable y segura, cuentan que “al auto le sentó bien la parte nueva del circuito, la zona del Ceferino- Demostró que es muy contundente, no se para nunca y eso nos llevó a ganar la carrera”
Contentos con el triunfo tuvieron palabras de agradecimiento a sus familias, anunciantes y a Leandro Aman que arma los motores y Mauro Seip de Villalonga de Villalonga que se encarga de los chasis.
(Redacción central)

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.