Los organizadores decidieron, finalmente, suspender la competencia como consecuencia de los incendios forestales que azotan a la región. De esta manera, se termina la temporada del Mundial y Hyundai se consagra por primera vez.

Tras consultar al Gobierno de Australia, a la FIA y a los servicios de emergencia locales, los organizadores del Rally de Australia tomaron la determinación de suspender la prueba, debido a los graves incendios forestales que afectan al norte de Nueva Gales del Sur, en las cercanías de la competencia.

«Considerando la seguridad de todos los involucrados en el rallye y, por supuesto, de la comunidad en general, no es apropiado celebrar el rally. Nuestros pensamientos están con la comunidad de Nueva Gales del Sur, especialmente con las personas que han perdido a sus seres queridos, sus medios de subsistencia y sus hogares como resultado de los incendios en el norte de Nueva Gales del Sur, y agradecemos a la comunidad del rally su apoyo y comprensión», expresó Andrew Papadopoulos, encargado de la prueba.

Este lunes, los organizadores habían preparado una ruta de unos 90 km, que incluía múltiples pasadas a cuatro especiales, pero considerando que algunas zonas han sido declaradas como «catastróficas», lo más coherente fue cancelar la prueba y dar por terminada la temporada.

De esta manera, el equipo Hyundai Motorsport se consagró, por primera vez en la historia del Mundial, campeón de constructores.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.