El Safari Regional tuvo su tercera competencia en General Conesa, donde se registró un importante número de inscriptos que brindaron espectáculo durante las dos etapas. Para esta fecha se registró el regreso del viedmense Emilio Calvo en las Motos Libres, con tan buen desempeño que obtuvo el cuarto puesto en la sumatoria de tiempos de ambas jornadas. Con la intención de repartir el tiempo entre la moto y el ciclismo en donde compite su hijo (“siempre cerca de las dos ruedas, con motor o sin motor” dice), el piloto debe decidir como va a alternar las dos disciplinas que apasionan a su familia.
Emilio Calvo dialogó con Escape Libre para dejar sus impresiones de lo que fue una buena carrera en General Conesa
“Al momento de diseñar la carrera, de programarla, sabemos que estamos corriendo con otros competidores experimentados y por eso hay que pensar la carrera que vamos a presentarles para obtener el máximo resultado arriba de la moto” señala quien compite en Libres
Señala la idea de “pensar” cada competencia al señalar que “en General Conesa, después de la neutralización, charlando con mi hijo Martín y con Edgard, mi padre, nos fijamos que el monte estaba muy cerrado. Yo estaba tres minutos atrás pero sabía que el monte iba frenar al pelotón de punta y yo iba poder descontar ese tiempo, y de esa manera pudimos obtener un segundo puesto”
Calvo cuenta que “hace un año compré una Suzuki DR 350 cc modelo 95, que los apasionados de las motos saben que tiene mucha potencia pero es una moto muy pesada. Nosotros trabajamos sobre la potencia del motor y la suspensión. Al momento de comprar la moto uno escucha los comentarios de los mas experimentados. En mi caso, siempre me ha aconsejado bien Adrian Sarracini. Yo la estudie a esta moto, aprendí a conocerla mecánicamente”
El piloto pone especial énfasis en la preparación física para afrontar exigentes competencias. “Para Conesa me preparé físicamente. Siempre digo que el domingo, después de mitad de carrera, voy a empezar a mejorar porque hay mayores dificultades que se notan y el físico debe responder. Igualmente, no es fácil porque hay 12 o 15 motos que no te perdonan nada, el nivel que tienen los pilotos es elevado y yo disfruto correr con ellos”
También se mostró gratamente sorprendido por la performance de otros competidores. “Yo voy atento, leyendo la hoja, reconociendo el trazado y me sorprendo de las maniobras, las piruetas que hacen otros pilotos como Ortega, Mazzei, Gaspar y es admirable ver como manejan” señala finalmente.
(Redacción central)

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.