MENDIOROZ – GUENAGA: DE PIE, ENTEROS, SIGUIENDO ADELANTE

Cada visita a Escape Libre es motivo de alegría, porque permite compartir anécdotas de competencias, bromas entre amigos, fierros que responden y podios cercanos que motivan. La esencia del programa está en la voz de los pilotos, la experiencia de los preparadores, el consejo de los dirigentes. Todos, indefectiblemente dejan lo suyo para hacer posible nuestra tarea informativa.
Ver entrar al estudio, caminando, a Gaston “Chapu” Mendioroz y Diego Guenaga, movililiza, emociona, nos alegra porque los vemos de pie, enteros pero golpeados, reflexivos y con ganas de seguir adelante. Los pilotos del Rally del Sur fueron protagonistas de un espectacular accidente en la fecha del autódromo-alrededores de Escuelita El Paso que hizo temer por su vida.
“Chapu” muy golpeado en la cadera, Diego que se mantuvo dando vueltas dentro de la máquina, esbozan una sonrisa, y los periodistas entendemos que está todo bien, que podemos hablar del mal momento y de lo bueno que está por venir.
Diego ensaya una broma inicial. “Debe ser que de tantas vueltas que di, me transformé en otro persona”. El navegante soportó cada tumbo dentro del habitáculo porque el sistema de cinturón de seguridad funcionó correctamente. Una suerte distinta tuvo “Chapu”, quien fue arrojado fuera del vehículo mientras comenzaba a volcar, y lo primero que recuerda es estar arrodillado en el camino, detrás del auto, escuchando la voz de Guenaga que lo llamaba desesperado.
“Falló el cinto. No me di cuenta en qué momento salí del auto. Perdí el conocimiento un instante y comencé a recuperarme estando arrodillado. Sentí la sensación que no podía respirar y me saqué el casco. Eso es lo que recuerdo” dice Mendioroz, mientras su compañero y familiar (son primos) recuerda que, muy shockeado por el golpe “le saqué el cuello, con cuidado, por si tenía una lesión cervical, y enseguida empezó a llegar gente a ayudar. Me fui hasta el auto destrozado, recuperé las cámaras, junte algunas cosas tiradas y llegó la ambulancia”
Las imágenes de las cámaras on board son estremecedoras. Por la crudeza y violencia, por el instante en que una mano gigante e invisible arranca al “Chapu” del auto, por los gritos desgarradores de Diego al darse cuenta que su compañero no está a su lado.
Fue un accidente de rally que está dentro de lo que puede suceder. Una goma en llanta, el auto que se destabiliza, los vuelcos. Lo que tiene de distinto es que quienes iban adentro del coche, son amigos habituales, con los que charlamos de pasiones compartidas, son conocidos, son vecinos, y se nos congela el corazón por lo que pudo haber sido y afortunadamente no fue.
A la hora de los agradecimientos aparece en primer lugar la familia, apoyo fundamental para cada competencia, los amigos, preparadores y uno especial para Diego Natal, titular del Rally del Sur “que estuvo al lado nuestro desde el primer momento y para Fernando Becerra, que también nos ayudó con turnos y temas médicos”.
Gastón “Chapu” Mendioroz y Diego Guenaga, miran a la cámara y sonríen. Los periodistas de Escape Libre, veteranos de cientos de entrevistas, saben que está todo bien, que estan de pie, que todo sigue adelante, como debe ser.

(Redacción central)

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.