El piloto británico se atribuyó una competencia con un ritmo constante y, prácticamente, sin grandes cambios. Por su parte, Max Verstappen cerró un buen fin de semana y subió al segundo escalón del podio en Singapur. Sebastian Vettel fue el encargado de cerrar los tres primeros puestos.

Para no perder esa costumbre de ver a Lewis Hamilton (Mercedes), el piloto británico se impuso en el Gran Premio de Singapur de manera contundente y sin presión por parte de Max Verstappen (Red Bull) quien siguió sus pasos.

Hamilton hizo, prácticamente, aburrida la competencia en el trazado asiático. Es que el actual campeón de la Fórmula 1 mostró una gran contundencia en el inicio de la carrera y desde entonces fue imparable. Completó cada vuelta a la perfección y sumó su séptimo triunfo en lo que va de la temporada para el campeonato mundial.

Por su parte, Verstappen dejó a la vista un buen potencial. El fin de semana para Red Bull no comenzó de la mejor manera. Sin embargo, el neerlandés se encargó de darle una inmensa alegría a su equipo y sumar un nuevo podio en esta temporada.

Lo que sorprendió a todos fue el ritmo de Sebastian Vettel (Ferrari). El sábado se mostró como uno de los firmes candidatos para quedarse con el Gran Premio en el circuito urbano. Si bien su actuación fue buena en el circuito urbano, la tercera colocación lo aleja un poco más de lo más alto de la tabla del campeonato, dejando que Lewis Hamilton se escape cada vez más.

Valtteri Bottas (Mercedes) y Kimi Räikkönen (Ferrari) volvieron a finalizar entre los cinco de adelante.

El próximo Gran Premio será en Rusia el 30 de septiembre.

Fórmula 1 – Gran Premio de Singapur

Fuente: campeones

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.