El piloto de Plottier, Mauro Bender, ganó con mucha contundencia la última fecha del año de la Monomarca Gol. A Darío Delvas le alcanzó con el segundo lugar para gritar campeón por cuarta vez. En junior, triunfó Mena pero gritó campeón Manuel Morón.

Como nos tiene acostumbrado la Monomarca Gol, brindó un excelente espectáculo dónde tuvo un final para el infarto y en el cuál se consagró campeón Dario Delvas.
Tres pilotos llegaron a la última fecha con posibilidades de lograr el título, fue un mano a mano apasionante entre Delvas y Scaiola.
Todo empezó con la clasificación, en la que Delvas hizo la pole y le descontó un punto a Scaiola, quien terminó segundo.
Las complicaciones para los candidatos al título empezaron en las series, que le dieron un atractivo extra a la final, como es habitual en la categoría.
En la primera serie estuvo adelante Delvas hasta que aparecieron en acción Franco Rossomanno, Francisco Lacruz y Mauro Bender. Se sacaron chispas. Ganó Lacruz, quien volvió en esta doble fecha de cierre. Lo escoltaron Bender y Delvas, quien se beneficio con un recargo que sufrió Franco Rossomanno.
En la segunda mandó Scaiola casi hasta la bandera a cuadros, cuando por milésimas lo superó Lucas Rossomanno. Tercero Fabrizio Benítez, quien se despidió de la posibilidad de ser campeón.
Momentos previos a la final, todos estaban con la calculadora en la mano sacando cuentas. Giuliano encaró la final superando a Delvas por 4 puntos, pero con 25 en juego. El líder del certamen largó en segunda fila y su rival en la tercera.
Todos se movieron apretados en el comienzo. Lacruz largó adelante, pero Franco Rossomanno lo superó enseguida, seguido por su mellizo Lucas. Desde el tercer lugar avanzó rápido hasta tomar el liderazgo Bender.
Los dos candidatos al título estuvieron juntos, porque Delvas se hizo un hueco y lo pasó a Scaiola, al que con seguirlo le sobraba para ser campeón.
Todo cambió cuando la prueba entró en su parte final. Bender se escapó adelante y los mellizos Rossomanno empezaron a perder ritmo.
Delvas demostró que es un grande de verdad, aceleró todo lo que pudo y empezó a avanzar. Primero dio cuenta de Lucas Rossomanno. Después de Lacruz, pero todavía no le alcanzaba para ser campeón.

A cinco vueltas del cierre, Delvas se jugó el resto y saltó al segundo lugar, seguido por Franco Rossomanno, Lacruz y Scaiola, al que lo apretaba Lucas Rossomanno.
Bender se tomó el buque y ganó su primera carrera del año. Delvas defendió su segundo lugar, Scaiola no pudo avanzar del quinto y eso le sobró para volver a ser campeón después de 13 años. Un gran cierre de la Monomarca Gol, que sirvió para ratificar su poderío en un certamen que fue muy complicado y tuvo a un señor campeón.

En la junior, Mena lideró la carrera sin problemas y ganó de punta a punta. Manuel Morón finalizó segundo y se coronó campeón de la Monomarca Gol Junior.

Fuente: Prensa Monomarca Gol

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.